31 minutos, la película / El Mar de la Irresponsabilidad

El proyecto original de la película de 31 minutos contemplaba una animación en medio e la cinta, tras la escena en que el barco del Chancho Irarrázaval, con Juanín secuestrado en su interior, lanzaba una nube de humo y dejaba atrás al yate de Tulio. Era un momento especial, pues proponía un sorpresivo cambio de formato, además de agregar la única canción larga duración en toda la película. Por su alto costo fue imposible de realizar, y sólo quedó este artesanal animatic, realizado por Pedro Peirano, y la maqueta del tema, con música de Pablo Ilabaca y letra de Díaz-Peirano-Ilabaca. Este mismo trío también fue el encargado de interpretarla.