Enciclopedia

31 Minutos es producto del talento, no de los recursos (La Jornada)

Artículo de prensa
Título:
31 Minutos es producto del talento, no de los recursos
Autor:
Juan José Olivares
Fecha:
2007-07-06
Fuente:
La Jornada

Lanzan aquí disco con las canciones del programa infantil; habrá película el próximo año

31 Minutos es producto del talento, no de los recursos

  • Dos periodistas chilenos, Pedro Peirano y Alvaro Díaz, los creadores del concepto
  • La emisión está pensada en lo que nos hubiera gustado ver de niños, señalan a La Jornada

Juan José Olivares

31 Minutos es un programa para niños… hasta de 90 años. Es un noticiario que ha cautivado por su humor inteligente. Con sus reportajes, historias y situaciones chuscas, los adultos evocan su infancia. Ha cruzado las fronteras de Chile -donde fue concebido por dos periodistas: Pedro Peirano y Alvaro Díaz- para posicionarse como una de las emisiones infantiles más reconocidas en el continente.

Con títeres, hechos en su mayoría con lo más precario (calcetines, botones, trapos y cosas recicladas), se dan noticias y se presentan extraordinarias canciones de cuestiones cotidianas de los niños, pero que a los adultos les llegan, por ser parte de su pasado e imaginería. En México comenzó a transmitirse por el canal de paga Nickelodeon, pero, debido a su éxito, Canal 11 lo tiene al aire desde hace unos meses, y ha llegado a un elevado raiting.

Ahora, so pretexto de la edición del disco (editado por EMI Music) de las piezas musicales que se presentan en el programa, los creadores Pedro y Alvaro, desde Santiago, vía telefónica, comentan a La Jornada que 31 Minutos será ahora una película con el mismo formato de la emisión y con los mismos personajes. Se estrenará en Chile a finales de este año y en México el año próximo.

Los productores explican el origen de 31 Minutos: «Partimos de querer hacer un programa infantil y nos impusimos hacer algo que nos gustara a nosotros, algo que nos hubiera gustado ver de niños. Siempre habíamos hecho periodismo televisivo y documentales, y en un concurso de la televisión del Estado para hacer programas infantiles, inventamos esto, porque era el medio que conocíamos. Decidimos que en vez de humanos aparecieran títeres, los personajes fueron cobrando vida».

Dan noticias valiéndose de algo lúdico como los títeres. Pero ¿cómo ven el periodismo que se hace en televisión?

Dicen: «Podemos hablar sólo de Chile, donde ahora se ha dado mucho el periodismo de denuncia, pero aquella que hace atrapar a peces pequeños, no a peces gordos, un periodismo centrado sólo en llamar la atención».

Temáticas desdeñadas

-La música es fundamental en el programa -se les comenta.

«Siempre supimos que un elemento esencial era la música y había que meterla en el formato del programa, y que mejor como un ranking en el que unos suben y otros bajan. Nos dimos cuenta de que había todo un mundo de temáticas de niños, que eran situaciones que a veces como infante no te toman en cuenta, como cuando te mandan a fuerza a la peluquería, una tragedia. Todas estas historias para contarlas como canción».

La música, explican los productores, «la ejecuta todo el equipo del programa y las canciones están escritas por Alvaro Díaz y Felipe Ilabaca, guitarrista de la banda de rock chilena Chancho en Piedra. Es la manifestación de nuestros gustos musicales, así como en el programa tratamos de no reducirnos en tópicos que son netamente para niños, en las canciones es lo mismo, hacemos algo que no es sólo para niños».

-¿Creen que las televisoras, la música y el periodismo en general desdeña la inteligencia de los niños?

-«Hay niños que comparten ver los noticiarios con sus papás, conocen perfectamente el formato. Estamos seguros de que no es necesario que los niños comprendan todo del programa, porque a veces usamos palabras que no son aún muy conocidas por ellos, pero al ponerlas en su mundo estamos abriéndolos un poco más. Los niños se encuentran con otras realidades. Los niños tiene mucho menos prejuicios y se involucran con los personajes».

Agregan: «Al final, los personajes son niños. Es la posibilidad de tener su casa, su auto, su trabajo, pero siguen siendo niños. Nosotros decimos que nuestros personajes son más bien moralmente relativos, que no son perfectos, que tienen su pequeño oficio, o sea, queremos decir que ellos no son un modelo para los niños. Tienen cosas más importantes, como la amistad».

Dicen que la serie se produjo hasta 2005, pero que ahora ya tienen el filme que se estrena en Chile a finales de este año. Es una coproducción Chile-Brasil-España. La cinta la hizo todo el equipo de la serie. La trama es que se mantendrá el espíritu del programa con otras situaciones.

Sobre la edición del disco, comentan que tienen un sello llamado La Oreja, que fue el puente con la disquera en México, que edita a bandas de rock como Los Bunkers.

Los personajes

Insisten en que el programa nace del talento. «Es un programa que se inició con pocos recursos».

Los personajes principales son Tulio Triviño, conductor del programa: es vanidoso e ignorante; siempre se equivoca cuando presenta las notas. Calcetín con Rombos Man, que en la vida real es un oficinista de nombre César Quintanilla, es un superhéroe que defiende los derechos de los niños. Policarpo Avendaño, periodistas de espectáculos que da el ranking de las canciones. Tenison, periodista deportivo que se enfoca en el yoyo, balero o trompo. Mico el Micrófono hace encuestas callejeras, pregunta por las canciones preferidas o cosas que dan vergüenza.

El disco recopila las principales canciones del programa y contiene varios elementos extras. El día que se estrenó un capítulo inédito de la serie de 31 Minutos en una pantalla gigante, en las calles de Santiago de Chile, 5 mil personas llegaron a la cita para presenciar el suceso.

La música de 31 Minutos los ha llevado incluso a tener estrenos simultáneos de su más reciente “sencillo” en la radio chilena a nivel nacional, lo que pocos artistas que se consideran más “serios” logran jamás. Indudablemente se trata del soundtrack de un suceso de la televisión moderna. En el álbum se pueden encontrar 31 tracks tales como: Lala, Joven de Espíritu, Bailan sin cesar, Tangananica-Tangananá, Si yo fuera rico, Mi muñeca me habló, Calcetín con Rombos Man, entre otros.