Enciclopedia

La Conama apuesta por Bodoque (El Mercurio)

Artículo de prensa
Título:
La Conama apuesta por Bodoque
Autor:
Eliette Angel V.
Fecha:
2004-02
Fuente:
El Mercurio

Medio ambiente:

La Conama apuesta por Bodoque

El conejo-periodista que cubre las notas ecológicas en el noticiario infantil «31 Minutos» prepara una nueva temporada.

Eliette Angel V.

Juan Carlos de Bodoque y Bodoque, más conocido, a secas, como Juan Carlos Bodoque -el reportero-conejo estrella de «31 Minutos» que cubre temas ambientales- , ya no da entrevistas. Por lo menos así lo explica su «manager», Álvaro Díaz.

Y no es porque la fama que tanto buscó se le haya subido a la cabeza o porque alguno de sus 68 hermanos se ganó la lotería.

Tampoco es porque su yegua favorita, «Tormenta China», por fin ganó una carrera. Menos se debe a que haya desplazado a Tulio Triviño en la conducción del noticiario, su gran sueño.

En lo absoluto.

Debemos asumirlo, por más que nos gustaría, Bodoque es sólo un títere, una obra de su creador, Álvaro Díaz. Así que lo entrevistamos a él para saber un poco sobre la segunda temporada de sus «Notas Verdes» que comenzará el sabado 20 del próximo mes.

– ¿Qué viene esta temporada?

«El año pasado cachamos que Bodoque tiene tres líneas. Por un lado está dedicado a la denuncia, a mostrar algunos problemas ambientales y ventilar algunas posibilidades de solución».

«Hay otra faceta de viajes para que los niños sepan que hay algo más allá de sus calles, de su casa y que es súper bueno cuidarlos. Y, por otro lado, un tema de comprender por qué la Tierra es como es: por qué hay terremotos, por qué existe la capa de ozono».

Díaz, con su aspecto un poco de vikingo -alto, rubio, grande- empieza a pasar revista en su memoria a los capítulos de esta nueva temporada: Bodoque se va a hacer camping, mostrará la arqueología desde Arica a Pica; y averiguará sobre el reciclaje de la chatarra, que no es tan conocido como el de diarios y botellas.

Hace dos semanas, Bodoque viajó al sur a conocer los alerces y la energía eólica que se emplea en algunas localidades. La semana pasada se fue a la Antártida, invitado por la Fuerza Aérea de Chile. También se trasladará a Robinson Crusoe, una de las islas que componen el Parque Nacional Juan Fernández.

– ¿Por qué Bodoque cubre temas medioambientales?

«La Nota Verde está muy relacionada con una propuesta que nos hizo la Corporación Nacional del Medioambiente (Conama) de hacer un programa donde se incorporara el tema medioambiental. Está muy bien dicho auspiciado, porque si bien trabajamos con ellos, hay mucha independencia.

– ¿Por eso a Bodoque se le permite ser, en algunas ocasiones, un tanto «ecologista»?

«Obviamente hay muchas cosas que la Conama no puede enfrentar tan directamente, pero si no tiene ningún problema que lo haga Bodoque. Lo bueno que sea un títere es que nadie va a decir: ‘Ay, qué se cree Bodoque»‘.

Álvaro Díaz -sentado bajo el parrón de su casa- siempre habla de «31 Minutos» como si fuera un todo.

Explica que si hay personajes más famosos -como el propio Bodoque, Tulio o Calcetín Con Rombos Man- lo son porque forman parte de un conjunto.

– ¿Cómo se hace la «Nota Verde»?

«Tiene su dinámica que es más o menos simple. Lo que lo hace más entretenido es que Bodoque pone elementos de su vida privada en las notas, le pasa algo puntual que determina que se vea involucrado en un tema mayor: una herencia, una apuesta, busca un tesoro (como será el capítulo sobre la arqueología) o se va a despedir de un amigo que es un teléfono en la chatarra».

Aunque cueste imaginarlo, el primer Bodoque fue un sapo y al contrario de lo que algunos piensan, su voz no emula a ningún otro periodista. Por lo menos así lo afirma Díaz: «Habla como los periodistas de la tele, no más. Como un periodista estrella».

Y explica un poco más sobre el personaje: «Como yo sufro de estrabismo, le arranqué los ojos y se los cambié. Fue para sentirme identificado con él».

– ¿Cómo nacen los temas?

«Lorena Penjean (la periodista que se encarga de la producción y que también trabaja en «The Clinic») investiga, la Conama propone, más las cosas que están en el tapete y lo que uno conoce. Nosotros no podemos ser muy regodeones con los temas. Entonces en vez de ver si éstos son buenos o malos, vemos cómo los abordamos».

– ¿Y si otra entidad les hubiese propuesto otra cosa, Bodoque la habría hecho?

«Si no nos interesara, no lo haríamos. Yo entiendo que es un valor universal proteger el medio ambiente y hay que estar muy loco para no estar de acuerdo con eso. Bodoque demuestra que en hechos cotidianos no practicamos la defensa del medio ambiente. Criticamos a los que lo destruyen a gran escala, pero somos muy ciegos respecto a nuestro propio actuar. Pero nadie, en su discurso, puede decir: «A mí no me gusta el medio ambiente»».

– ¿Qué es lo que buscan con el espacio?

«A mí lo que me interesa es que si a los cabros se les mete en la conciencia temas como la exigencia de un buen transporte público, y si es un discurso permanente en el colegio y en la TV, de aquí a 20 años va a ser un asunto fundamental. Y el sector político que quiera ser gobierno va a tener que proponer un mejor sistema de transporte público, porque la gente lo va a tener metido en la cabeza».

– ¿Crees que faltaba información sobre el medioambiente?

«Siempre falta información. Ahora la Conama está en tela de juicio por eso mismo, porque efectivamente no ha sido capaz de poner el tema en el tapete. Es algo demasiado secundario en Chile».

«Si uno puede colaborar un poco, estupendo. Pero Bodoque no va a cambiar el tema. Va a cambiar gracias a los colegios, al gobierno, al parlamento. Quizás en 20 años más, algunos «cabros» estimulados, entre otras cosas por Bodoque, puedan ser más sensibles al respecto».

Alianza clave

A fines de 2001, la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) le propuso a Aplaplac (la productora de «31 Minutos») poner el tema ambiental en alguno de sus programas. Le respondieron con el proyecto «La ruta de la caca», y así surgió esta alianza. Más allá de querer enseñarle a la gente que se recicla de tal manera, «queríamos mostrar que cualquier cosa que hacemos afecta al medio ambiente», explica Marcela Brunaud, una de las artífices de esta alianza. Eso sí, deja en claro, que se lo «plantearon súper libremente. Esto quiere decir que ambos ven los temas, la Conama proporciona la información y los contactos, pero la productora decide cómo se hacen los programas. Tras un año, Brunaud resume los resultados: «Fue un acierto, una alianza muy particular entre el sector público y privado».

Para ver la «Nota Verde»

La ‘Nota Verde’ forma parte del noticiario de títeres ’31 Minutos’, que a su vez pertenece al programa infantil ‘Tronia’ de TVN. La nueva temporada incluye 18 capítulos originales que tratan temas como la arqueología, el reciclaje de chatarra y el cambio climático. Si se perdió algunos capítulos de la temporada anterior como ‘La ruta de la caca’, ‘La capa de ozono’ o ‘Buscando las ballenas’, puede visitar www.tvn.cl/programas/31minutos www.conama.cl .