img_6664

Toño Corvalán (el baterista) y Pablo Flores (el sonidista favorito de los niños de 31 minutos)